Buscar: 

JULES DESTROOPER

Una rica galleta es un instante de placer sabiamente horneado. Estas son casi tan delgadas como una oblea, crujientes, exquisitas. Acaso nos recuerdan ciertos sabores de la infancia, de dulzura nada empalagosa. Sin conservantes. ¿A qué sabe la mejor galleta? En su rica diversidad, sin duda alguna, a las belgas Jules Destropper.