Buscar: 

FILOTEA

La pasta al huevo Filotea recuerda, por su color dorado, las rubias mieses. Las que crecen, ubérrimas, en Marche (Ancona), por ejemplo, donde esta empresa elabora, siguiendo procesos muy similares a los que ya pusieron en marcha sus “nonne” (abuelas). Y aquí radica su éxito: la excelencia del sabor es innegociable. Pastas ligeras, digeribles, sabrosas.